LA REVISTA MUSICAL DE BARCELONA

 

  

 

Todo va cambiando para Dani Gascón

 

 

“Dentro de mí Todo va cambiando ¿Qué puedo hacer? Buscar una salida, una alternativa que aporte dosis de energía, que mueva los corazones para llenarlos de emociones”. A esta conclusión debió llegar este cantautor vasco para resurgir con un segundo trabajo discográfico.  Un libro abierto de 10 cortes personales e historias de amor incompletas que moldea con estribillos directos y en los que navega por distintos paisajes sonoros, rock, pop, balada, aromas de jazz y blues. Sin ningún miedo ha decidido romper moldes y dar un salto más contundente en el camino de la Música. Un andar tan duro y enrevesado que algunas veces puede desesperar de ahí que este eibarrés diga llenar su vida con canciones sin sentido, donde recuerda lo que inventó. Pero lo cierto es que él no ha desperdiciado el tiempo. Siete meses de producción en Barcelona, en H Studios con Javier Hermosilla para encontrar Otras Metas sonoras. Y para conquistar lo que se quiera conquistar se ha dejado acompañar por la atractiva voz de Aurora Beltrán.  Positivo compositor al que no le falta fe –de todo intenta aprender- ni capacidad de trabajo como buen vasco, tiene motivos para ser feliz: sabe adónde va, sabe de lo que es capaz y quién quiere ser. Una carrera musical donde la botella  se ve medio llena. Ahora solo falta llenarla con una intensa promoción y gira musical para que sea cualquier Día perfecto. Hoy en Barcelona el día es imperfecto, llueve y además es 13/3/2013 pero Dani Gascón está a nuestra merced.

Arrachaldeon Dani,

 Todo va cambiando y tú necesitabas esa evolución artística. ¿En qué ha consistido tu segundo salto musical?

En buscar ese sonido más rockero, en buscar canciones que lleguen más a la gente.

 ¿Ves a otro músico distinto?

Sí, claro, muchísimo. De las canciones que compuse para el primer disco a este han pasado cinco o seis años y han cambiado muchas cosas en mi vida. En el amor me ha llegado la estabilidad por lo que me ha dado por escribir sobre otros temas, mirar otros horizontes y no solo centrarme en el amor.

 ¿Eres “quien quieres ser” como cantautor?

Sí, aunque más que cantautor me considero un cantante de banda. Los cantautores van sólo con su guitarra y se defienden así, mientras que yo me defiendo mejor con la banda que solo.

 ¿A pesar del cambio siempre Sé tu mismo?

Sí, hay unos acordes, un estilo, una manera de ver la música y la vida cada uno a su manera.

 En este segundo álbum a diferencia del primero – autoproducido- cuentas con el sello discográfico Deuvede Music. ¿Qué tal el cambio?

Increíble. Encontrar una producción como la de Javier Hermosilla y todos sus músicos ha sido una pasada, un trabajo espectacular. En el primer disco tuve que grabar yo hasta el bajo y los teclados y en este solo he tenido que grabar la voz, el resto unos músicos excelentes. Además en este disco empezamos juntos todo el proceso grabación, producción, promoción, etc, así que todo anda bien encaminado.

 

 

 

 

 

 

El primer disco fue como un sueño y el segundo ¿cómo lo vives, “es soñar despierto”?

Sí, el segundo es como caminar por ese sueño pero con mayores expectativas: qué haya suerte y qué a la gente le guste y poco a poco.

 Además este sueño discográfico tiene mayor dosis de realidad no lo tienes que vender tú como el primero sino que puede comprarse en el Corte Inglés, Fnac, Media Mark, desde el 4 de febrero.

Sí, eso es. Ya no me ponen en un apuro cuando me preguntan dónde está a la venta, ja,ja. En digital salió el 13 de enero.

 Tomando el pulso al disco son pasajes sonoros vivísimos con territorios estilísticos variados desde un rock muy heavy, pasando por un pop más melódico hasta aproximaciones al blues y jazz, ¿cuál es tu hoja de ruta musical?

Como en el otro disco hay un poco de todo, desde una canción más reggae, otra a medio tiempo, una balada que no ha de faltar. Pero en este hay canciones más contundentes y rockeras porque tengo un pasado heavy y la vena heavy acaba saliendo por algún lado. También hay ese sonido de rock de toda la vida.

 A estas nuevas sonoridades supongo que han influido los músicos que te acompañan como Jordi Armengol, Jordi Franco, Pere Moved y Marc Sort.

Sí y sobretodo Javier Hermosilla, he aprendido muchísimo con él. A parte del productor, ha sido un amigo un mentor, de todo un poco. Me indicaba: “aquí no subas, aquí no bajes, ahora haz esto, haz lo otro…” Ha sido un maestro. Y luego también he visto grabar a Jordi Armengol, un guitarrista impresionante, y al resto, todos una pasada. 

 Virtuoso saxo.

Sí, Marc Sort es un monstruo, empezamos con un tema y nos gustó tanto que acabó grabando cuatro cortes.

 Pero es tras su masterización en Londres con Tim Young cuando calificas el disco de 10  ¿cuál fie esl resultado?

Todo más englobado pero a la vez cada sonido iba por su sitio sin apagar al otro. La voz estaba por encima pero el resto sonaba muy bien con una calidad enorme. Nos sorprendió, genial.

 El amor, desamor y el andar musical trazan tus letras ¿hay fronteras entre lo vivido y lo artístico en las letras de Dani Gascón?

No. Eso sigue siendo así, igual que el primer trabajo, pero en este he querido entrar en otros terrenos. He plasmado lo que quería decir.

 ¿Qué tal el primer acústico en el Corte Inglés de tu tierra, Eibar, el 17 febrero?

Estubo muy bien, hubo muy buena respuesta y salimos muy contentos.

 Algunos “llevan las heridas” pero los cantautores las curáis con la música ¿de qué males te ha librado este disco?

Uf! De todo. De mal de amores, me he curado mucho porque ahora disfruto de una estabilidad. Hay alguna canción de desamor pero era porque ya tenía en mente hacía tiempo.

 Duetos con Javier Hermosilla en la balada del disco, Cuando más me pides y con Aurora Beltrán, el single. Con Javier se llegan a confundir las voces.

Sí, me lo han dicho bastante. Qué se me llegue a confundir con Javier Hermosilla es un honor.

 ¿Compusiste Todo va cambiando para cantarlo junto con Aurora Beltrán?

La verdad es que no.  Pero cuando me dijeron que ella podría participar en el disco pensé en esta canción, por su voz, su tesitura, por la letra ...

 

 

 

 

 

 

El videoclip es una profusión de imágenes de constantes cambios ¿cuál ha sido el cambio más importante desde que decidiste ser músico a los 18 años?

Uf! Me ha cambiado todo. Desde estar en mi casa aburrido y escribir poemas por escribir a poder escribir canciones que son “curativas” para mí, que me animan, como Sé tu mismo del anterior disco y poder cantarlas a la gente y que tengaa el mismo efecto en ellos.

 Imágenes también de tu cambio desde niño.

Sí, a mi madre le hizo mucha gracia. A mi también, mucha ilusión. Mandé las fotos de pequeño y cuando me vi me hizo mucha gracia.

 Disfrutando de cada paso que das, a veces en lugar de pasos la promoción se convierte en una maratón.

Sí, de aquí para allá, de un lugar a otro, pero estoy encantado, es lo que quiero en esta vida.

 ¿En qué te molesta desperdiciar el tiempo?

En pensar que no puedo conseguir el sueño de algún día llegar a ser cantante, o de pensar en que todo va ir mal en la vida. No sé, he desperdiciado muchos años de mi vida en el desamor y en pensamientos negativos.

 ¿El momento más difícil de tu carrera?

Los inicios cuando allí en mi pueblo me decían para cantar en un bar y hacía un tiempo como hoy en Barcelona –llueve- y venían a verme diez personas. Esos momentos son duros pero también los necesitas para darte cuenta de la realidad. Eso te puede hundir o puede ser un revulsivo para hacerlo mejor en el siguiente concierto y que venga más gente. Los inicios fueron lo más difícil pero poco a poco ha ido yendo para arriba.

 Tienes la sensación que con el segundo disco la gente va a pedir más.

Sí. Es un disco muy sencillo, 10 canciones , 30 minutos, mientras que el anterior eran 14 temas y 50 minutos. He querido que cuando escuchen el último tema Qué puedo hacer tengan ganas de poner otra vez Todo va cambiando, que quieran seguir escuchándolo.

 ¿El corte más personal?

La balada Cuanto más me pides. Es un amor a distancia, como un nómada viajando de aquí para allá. Y gracias a Javier, me ayudó a interpretarla con más sentimiento, sin subir de tono. Ha salido muy bonita.

 ¿Qué puede hacer un cantautor por este mundo imperfecto?

Componer canciones para alegrar al mundo. El mundo está tan imperfecto que si escuchando una canción alegre se animan para mí ya es un logro.

 Por eso compones un Día perfecto.

Sí, eso. Es una canción que se la he dedicado a mis amigos que siempre han estado ahí, desde esos inicios en mis conciertos y momentos más tristes y se la dedico a ellos para que se animen.

 Fiel compañera la guitarra ¿también la has cambiado?

Sí, como quería hacer el cambio pensé en cambiarla y no sé si fue cosa del destino pero cuando empecé a grabar el disco se me rompió la guitarra, fue como una señal, estaba claro que había que cambiar. Compré está, es más extravagante, es una Takamine.

 ¿Has convertido la música “en la lucha por el pan de cada día”?

Sí, pero esta canción Otras metas va dedicada a las mujeres trabajadoras, luchadoras, que se han quedado en paro con hijos. Me inspiré en una cuñada mía y quise contar su situación como reflejo de tantas mujeres.

 Y en el “enrevesado mundo de la música” ¿en momentos duros a qué te agarras?

Al mínimo pensamiento que algo puede salir bien, te agarras a eso y sigues luchando. La música es un camino muy duro y si a la mínima te hundes tienes que saber que no vas a conseguir nada. Hay que luchar, si te caes levantarte y más fuerte todavía y seguir luchando hasta que puedas.

 ¿Tu padre te inculco el gusto por los Beatles, los Bravos, los Brincos, pero en casa hay algún antecedente artista?

Me han dicho que una hermana de mi abuela era cantante, pero hace tantos años. Mi tío canta muy bien, imita a Miguel Ríos, mi padre también lo hace bastante bien, pero no se han dedicado. Yo desde pequeño me gustaba cantar los Beatles y poco a poco he ido encontrando ese camino.

 El País Vasco es una buena cantera de músicos, ¿tienes algún referente?

Cuando empecé me reflejé mucho en Alex Ubago porque coincidió mis inicios con el boom de su balada “Me muero por conocerte”, fue mi inspiración al principio pero poco a poco he ido buscando otros sonidos, más míos. Me gusta Police, Maná, Los Secretos… he ido cogiendo todo eso y haciendo mi estilo.

 Ahora ¿”cómo ves la botella”?

Medio llena, soy positivo. Ahora que toca promoción medio llena pero todo el mundo tiene momentos malos en que la ves medio vacía pero hay que llenarla sino no vas a ir a ningún lado en este mundo.

Un día perfecto en la vida de Dani Gascón?

Con mi chica, estar de concierto, de promoción y todo lo que conlleva, para mí eso es un día perfecto.

A pesar de la lluvia está claro que hoy para Dani Gascón es un día perfecto lleno de promoción de su segundo disco en el mercado Todo va cambiando y para bien.

 

 

 

 

www.danigascon.com

Texto y fotos:Noelia Baldrich

 

 

 

 

 

 

 

 

BARCELONAMUSIC  |  barcelonamusic@hotmail.es