LA REVISTA MUSICAL DE BARCELONA

 

ESTOPA FIN DE GIRA EN BARCELONA

David y José han compensado los más de veinte minutos de espera con un fulgurante inicio lleno de adrenalina. Vaya, que más que “poner la primera” como reza el hit con el que han empezado a incendiar el Sant Jordi, los Muñoz han pasado directamente a la quinta y sin frenos.  

 Desde el espacio hasta el Sant Jordi, como han querido transmitir en una proyección a través de una gran pantalla rectangular. Una enorme lavadora ha surgido del centro del escenario y de ella han salido, vestidos de astronauta…¿los hermanos Muñoz? Era lo que el público esperaba, pero no. Sorpresa. Eran dos personas con la máscara de mono. Ellos han aparecido inmediatamente después de la misma lavadora para abrir el show con dos de sus temas de más adrenalina: Cacho a cacho y Vino tinto. 

  Como era de esperar, los “momentos karaoke” no se han hecho esperar. “Hay nervios de más por acabar por primera vez una gira nuestra en casa, en nuestro campo” se sinceraba David antes de cantar una de las canciones de su nuevo disco que más han calado en el público: Pastillas para dormir. Me quedaré y una aflamencada Estatua de sal han cerrado el repóquer de canciones para hacerse suyo el Sant Jordi en veinte minutos de vértigo. 

 Pero Estopa es muchas cosas y muchas son las razones. Estopa es buen rollo, es nostalgia, es 1.999 y la raja de tu falda, son canciones que, indudablemente, han conseguido calar en el imaginario colectivo. Incluso el miembro de la redacción menos sospechoso de ser seguidor de los catalanes conocía alrededor de 20 de la treintena de canciones que sonaron anoche

 La realidad  es que el dúo encadena ya 17 años en primera fila. Desde aquel lejano La Raja de Tu Falda  y el éxito de la primera maqueta mainstream de la era Internet (que mostraba, por primera vez, que el imperio y control magnánimo de las discográficas iba a ser derrotado inexorablemente en breve -así fue-). Desde entonces, la fórmula, sin prácticamente variación ni “sonidos del 2017” (Bisbal dixit), ha conseguido nueve discos número uno y nada más y nada menos que 8 Palaus Sant Jordi llenos hasta la bandera. La noche del sábado no fue una excepción y todas las entradas se agotaron hace ya semanas. 

 Empezar con Cacho a Cacho ya resultaba toda una declaración de intenciones. Y es que no se olvidaron en ningún momento de las canciones que les llevaron a lo más alto. Éstas se fueron intercalando con regularidad durante el concierto con los temas nuevos (resultona Gafas se rosa) y consiguieron los momentos álgidos de la noche, protagonizados por sus temas más emblemáticos, desde el Ya no me acuerdo, El de en medio de los chichos, a Vino tinto o a esa brillante oda al cunnilingus que es su homónima Estopa, de su primer álbum.Como siempre, sorpresas las justas. Una versión en catalán de Serrat y astronautas y elefantes rosas bailando por el escenario resultaron de las pocas salidas del guión establecido.

 Resumiendo, fueron casi tres horas de música, buen rollo (repetimos a propósito), rumba y un público entregadísimo que decidió, sin esconderse, que todas las leyes que prohibían el fumar en recintos cerrados quedaban abolidas y que la marihuana era legal por una noche.  La contagiosa predisposición del grupo y la gente a pasarlo bien quedó fuera de toda duda y se convirtió la otra gran protagonista de la noche (una frase manida pero en este caso muy real).

“Cojan una nave y vuelvan al lugar donde escucharon por primera vez esta canción” pedía José al público catalán antes de ofrecer otro de sus hits más celebrados, Me falta el aliento. Y a partir de ahí, batería de regalos nostálgicos muy bien acogidos por el Palau que ha agradecido la dosis de pasado cantando y gritando dos joyas ‘estoperas’ como Poquito a poco y Por la raja de tu falda, esta última a capela, en uno de los momentos más emotivos del recital. La guinda para excitar al personal de cara a la recta final, su Fuente de energía. Y sí, tras casi dos horas de show, los Muñoz parecían sobrados de energía. Pero todavía guardaban su particular traca final.

BARCELONAMUSIC  |  barcelonamusic@hotmail.es