LA REVISTA MUSICAL DE BARCELONA

 

 

 

Lori Meyers dejan su Impronta también en vinilo

 

 

 

Buscaron un lugar donde estuvieran mejor para alejarse de los sueños de robots y alcanzar el anti-ciclón musical, y se fueron a Alomartes, en un refugio rural, antes llamado Hostal Pimodan, que conocían de un Viaje De Estudios y que ahora se ha convertido en un cortijo, Planilandia.  Un recóndito lugar para evadirse de la Cronolánea. Allí no existen complejos, ni defectos y se alcanza ese estado Zen imprescindible para meditar, componer, tocar, grabar y  hacerlo sin pensar, dejando paso al desorden musical -los Ángeles están para el caos ordenar-. Allí, se reunieron esta banda lojeña para poner en marcha su quinto trabajo discográfico. Un álbum con el que han contado de nuevo con su ingeniero de sonido Sebastián Krys al que le han buscado una pareja profesional, Ricky Falkner, para producir El mejor de sus trabajos. No estaban convencidos que no surgiera entre ellos algún Dilema, pero tras una noche de cervezas se puso a rodar toda la maquinaria musical. Nuevas texturas en la base digital, sinte, loops, guitarras, baterías acústicas, sonidos de Alta fidelidad. En definitiva un Huracán melódico para, en ocasiones, acabar De los nervios por eso el corte A sinte Odio, y otras con las que acariciar el cielo. Ellos mismo lo confiesan: “nos gusta mucho jugar con esas cosas y nuestros arreglos es El secreto mejor guardado”.  Un Cúmulo de propósitos, de Luces de Neón sónicas que les ha llevado a consolidarse en lo más alto del indie. Sin embargo, son tan independientes que resetean cualquier límite estilístico  para subirse en una torre de babel pop rock, con temas potentes y atemporales de sustrato sixtie y otras décadas.

En sus letras, aunque apuesten por un Corazón elocuente,  sincero para decir “te quiero”, trasciende solo un sentimiento, un ciclo extraño de desengaño. Trituran el corazón con ingredientes de deshamor y Deshielo. Un amor bajo cero que para Despedirse dice Noni “no me queda más remedio que Emborracharme hasta caer rendido”. Pero ellos no desfallecen, vienen dispuestos una vez más a arriesgarse con nuevas armas letales tanto de vinilo como digitales. “Tengo un plan para la promoción” se apuntó desde Universal Music, una nueva aplicación que se publicitará en carteles y que descargará la canción. Lo que descargan estos granadinos es un radio de acción de mucha adrenalina llámenla antisocial, independiente, grunge, funk, indie. El tiempo pasará y se les recordara por la Búsqueda del rol armónico, por Una señal melódica diferente, que tras diez años sobre los escenarios les da la felicidad.  Ahora ya pueden presumir y cantar “Cuando el destino nos alcance, Lori Meyers, ya tendrán su Impronta”.

 

 

Finalmente Lori Meyers es un sexteto.

Noni: Hemos mantenido el sexteto porque artísticamente es lo que necesitamos. Al principio fuimos cuatro pero después de Hostal Pimodan, Cronolánea empezamos a componer con otra serie de elementos, teclados y a partir de esa época nos hicieron falta manos. En Cuando el destino nos alcance con el sexteto encontramos como hacerlo todo y la homogeneidad del disco.

 

¿Cuál es la huella que queréis dejar grabada con Impronta (UniversalMusic)?

Noni: Queríamos dejar grabado como –en estos últimos tres años donde nos han pasado una serie de sentimientos entre positivos y negativos-,  los negativos se pueden llegar a reconvertir en algo muy positivo y que para nosotros es el disco. Se convierte en nuestra propia terapia que nos creaba a nosotros la impronta y al mismo tiempo que el público que se sintiese identificado con las mismas sensaciones, las que en algún momento hemos tenido todos, como es el desengaño amoroso pero compuesto lo más personal que hemos podido.

 

 

¿Costó llevar a Sebastian Krys al cortijo de Alomartes?

Alejandro: ¡Que va!, es un encanto de persona a parte se ha involucrado desde siempre en el trabajo. Ha sido el único productor que después de grabar hemos seguido teniendo contacto con él, interesándose por cómo iban las cosas. Estaba en Madrid quedamos con él y le comentamos que había material y estuvo dispuesto a ir donde hiciera falta.

 

¿El paisaje rural invitó a hacer turismo sonoro?

Noni: Sí, porque hasta incluso parte de la naturaleza que había en el cortijo la incorporamos en la canción Despedirse donde suenan unos pájaros y otros sonidos. Además, lo más reconfortante de todo fue contar con el tiempo necesario en un lugar de relax total donde puedes estar probando mucho tiempo para sacar tu textura, los sonidos que tu quieres. En eso sí influyó mucho.

 

Alejandro: Se trataba de conseguir un clima comunal para que saliese lo que queríamos, hay muchas canciones con ese componente maquinario y urbano, con sintetizadores.

 

Contasteis con un nuevo huésped, Ricky Falkner , ¿qué aires aportó a Impronta?

Noni: Ha sido otro porcentaje por igual que nos ha complementado. Ricky es uno de los productores emergentes del panorama nacional.

Se trataba de buscarle a Sebastián Krys alguien que le complementara la manera de vestir el esqueleto mientras Sebastián se dedicaba más a la psicología de la canción. Cada uno en nuestro rol hemos sabido darle perfectamente.

 

¿Sorprendidos con algún traje musical que os han diseñado?

Alfredo: Sí, había una involucración constante entre ellos dos, recuerdo  momentos en que Sebastián tocaba los drawers de un sintetizador mientras Ricky iba probando un arreglo de melodía. La maqueta que les presentamos ya estaba muy recargada de sonidos pero queríamos estar con ellos en el hotel para echarle un rato a un teclado… para poderles exprimir las neuronas. No había un horario podíamos perder dos horas buscando un sonido sin problemas porque nadie tenía que marcharse.

 

Noni: Y luego hicimos la coproducción, lo consultábamos todo. Fue ideal que Ricky y Sebastián se hicieran colegas y se pudiera hablar constantemente de cómo queríamos el trabajo y nunca se tomará una decisión unilateral sino que siempre con esta triple producción.

 

¿Incorporáis cualquier sonido que os sea atrayente?

Noni: Sí, pero siempre dentro de la línea de Lori Meyers. Lo que no vamos a hacer es incorporar una guitarra bossa, donde no lo pida la canción pero si la bossa nova puede ser una influencia dentro de Lori Meyers y llega un momento en una canción folk donde hay que pegar un detalle nos sentiríamos cómodos haciéndolo. Pero tampoco querríamos ser un batiburrillo de todo;  el nexo en común las canciones son melodía o armonía pop y con eso queremos revestirla.

 

¿Cuáles son las influencias que delimitan vuestro territorio melódico?

Alfredo: Somos un grupo que bebe mucho de los sesenta porque las canciones se basan en armonías vocales y buenas melodías y a partir de ahí la canción se defiende con cualquier instrumento, una guitarra o revistiéndolo como quieras. Además es la década donde aprendimos la influencia más directa de nuestros padres y luego los setenta y los noventa con la que crecimos Nirvana, la escena grunge de Seattle y toda la música independiente americana.

 

Alejandro: Son bases contundentes muy intensas y a la vez un componente melódico muy alto y a partir de ese punto viene la experimentación en texturas.

 

Noni has compuesto once temas, uno junto Manuel Ferrón

Desperdirse

Noni: Sí es del grupo Expertos Solynieve y ahora hace cosas en solitario, es un artista y se le da muy bien la pluma, escribir. Es un gran letrista, ha escrito a dúo canciones con Jota de Los Planeta, y somos muy amigos. Siempre decíamos: “tenemos que hacer una canción” y hemos hecho la balada más chunga, ja, ja. Además le metí el compromiso para que se metiera dentro de como trabajamos Lori Meyers, a piñón.

 

 

Alejandro  ¿De los nervios cuando compusiste el tema?

Alejandro: A veces sí, a veces te ponen de los nervios. La canción que he compuesto, De los nervios, refleja las sensaciones que tienes en ocasiones y cómo una situación te puede poner en un cierto estado. Momentos tan extremos que puedes pasar de la calma a la tormenta en cinco segundos.

 

Letras más sencillas, más directas.

Noni: Son épocas. Este disco que era de amor y desamor no encontraba más palabras en la RAE de cómo decir:“te quiero, te amo”, no vienen muchas más. En realidad trabajas con cuatro o cinco palabras en castellano y la fonética es muy importante, no queda todo bien. Canciones como Emborracharme eran fáciles porque es un tío en estado etílico y yo no he visto a Espronceda diciendo “tengo ganas de follarte” por decirlo de alguna manera. Cada canción tiene su rollo. Despedirse tiene una parte más poética porque la hicimos con Manu, tiene un punto más lírico. En Huracán empleamos tecnicismos hablando del tiempo. Me gusta jugar con algunos conceptos pero en algunas canciones como Zen yo no sé decirlo de otra manera.

 

Noni, pierdes el acento andaluz cuando cantas.

Noni: Sí, en la escuela hacia lo mismo.

 

Alejandro: Es que si lo mantiene cambia la estética de la canción. Con acento la canción se va a otro sitio, se pone más mestiza.

 

Admiradores de José Ignacio Lapido.

Alejandro: Nos gusta mucho, es un gran letrista, su trayectoria en 091, es uno de los grandes compositores españoles.

 

Noni: José Ignacio Lapido, Jota, Antonio Arias (Lagartija Nick) son como nuestros padrinos. Son gente a la que puedes acudir a pedir consejo. He trabajo toda la vida en el bar de José Ignacio, Jota nos ayudó desde que empezamos y Antonio Arias, también.

 

 

Meter tu vida en el arte: trazos autobiográficos que pintan otras historias.

Noni: Sí, porque no es todo autobiográfico. Lo bueno de los temas es jugar con un final inesperado o que un colega incorpore algo que le ha sucedido y la letra mejore… Pero al final has de implicarte en tu trabajo cuando el arte es así. Para que un disco de emociones intensas emita esas sensaciones intensas hay que poner algo real, no todo ficticio.

 

Alfredo: José Ignacio decía “una letra es buena cuando es falsa y te la crees”.

 

Una vez más el sello de Vanesa Zafra para el diseño de la portada, capta muy bien la impronta de Lori Meyers.

Noni: Es amiga de siempre, se encarga de dar la imagen de Lori Meyers desde Viaje de estudio, tiene un gran talento y sabe visualizar muy bien las canciones, a parte fue mi novia y estuvo viviendo mucho tiempo en el seno del grupo. Nos ha podido ayudar en este quinto disco y esperemos que podamos trabajar mucho tiempo juntos para mantener este espíritu que se creó con Lori Meyers: el trabajo de mucha gente que sentía amor por el grupo y lo hacía sin esperar nada.

 

 Las imágenes interiores hacen pensar que en la sierra le sorprendió algún  lobo o un bisonte.

Alejandro: No, no, ja, ja. Creo que se debe a los extremos del disco, tiene muchos picos y bajadas.

 

Alfredo: Se refiere a lo más animal del disco.

 

Noni: Sí, por la letra de Zen que dice que encontrarás la libertad sintiéndote vulgar o un animal, es un poco especial.

 

Tan especial es Impronta que se lanza en todos los soportes incluso en vinilo.

Alfredo: Sí es la primera vez que editamos en vinilo. Teníamos muchísimas ganas. Nosotros compramos en vinilo, nos gastamos un dineral, somos muy amantes de este formato, de su sonido, de cogerlo entre las manos y tenerlo en grande, el arte es más palpable. Nos dijo que sí la discográfica, pues para adelante. Algo haremos también con los otros discos porque tengo muchas ganas de ver otras portadas como Viaje de estudios en vinilo, tiene que ser muy artístico.

 

 

¿Habéis firmado alguno?

Alejandro: No, porque hubo un desfase de dos semanas.

Noni: Pero luego me metí en la web del Fnac y vi que el nuestro era el más vendido.

 

¿A qué precio?

Noni: Creo que 19 euros, es barato porque son 180 gramos y el vinilo es de muy buena calidad. Para los adolescentes puede resultar excesivo, porque tienen que tener un equipo de sonido que es caro y ellos se han acostumbrado a ir por la calle escuchando con su mp3.

 

Para los nativos digitales un juego interactivo en carteles que con la aplicación App uView se descargan vuestras canciones.

 

Alfredo: Es una aplicación que tiene UniversalMusic y que se desarrolló en Inglaterra. Lo que se había hecho hasta ahora eran carteles o anuncios promocionales con los Rolling Stones, con los Kiss, grupos internacionales, pero somos pioneros en hacer una campaña de promoción con la aplicación. Nos lo propuso Ángel Carrión, de la discográfica, y nos pareció genial porque el grupo venimos del 2004, cuando ya no se vendían los disco como antes, tenemos que estar en las nuevas tecnologías, reciclar al música para mostrar a la gente que hay cosas nuevas hasta incluso a la compañía. Ha sido espectacular la acogida, le ha gustado a todo el mundo, era interactuar con el grupo, el arte. Eran carteles con Lori Meyers, el número del track y el nombre de la canción. Es muy interesante que la calle se convierta en una realidad aumentada.

 

Noni: Y ponerlo en distintos puntos de la ciudad.

 

Vuestros directos gozan de un gran prestigio, ¿cómo vais a sonar?

Noni: Ese es nuestro hábitat, aquí –en la entrevista-nos defendemos regular intentamos explicar lo que hemos hecho en el disco, pero los directos es lo nuestro. Desde el 98 empezamos mucho a ensañar, nosotros tres cogimos ya el rollo -creo estamos a punto de perderlo de tanto tocar, ja, ja-. Y con los nuevos componentes hemos logrado una unidad con mucho feeling, para hacer que la canción vaya subiendo en intensidad. En estos tres últimos años estamos en el mejor momento de los directos, antes hemos hecho muchas tablas y esas no han servido para que estemos muy bien sobre el escenario.

 

Lori Meyers en Granada el 10 y 11 de mayo, presentación oficial. Muy esperados.

Alejandro: Llevamos tres años sin tocar allí.

 

Alfredo: Se lía revuelo porque están nuestros familiares, amigos y es la ciudad donde es más difícil tocar porque te están mirando con ojos especiales.

 

Noni: Lo que está es el teléfono ardiendo para invitaciones. Apagar el móvil durante dos semanas, ja, ja.

 

Sois cartel de los principales festivales pero he escuchado que Noni tiene fijación por ir al South Pop de Isla Cristina, en Huelva.

 

Noni: Es de un amigo pero no podemos tocar porque no cabemos. Pero me encantó el rollo cuando fui de público: es un festival tranquilo, con guardería hasta el amanecer, y con mucha actividad durante el día, se hace windsurf y hay unas jaimas en la playa de Isla Cristina. Un ambiente muy chulo.

 

 

Ambiente bueno en las fotos de promo en las Termas de Santa Fe?

Alejandro: No, antes de meternos el ambiente era muy chungo. Los músicos dijeron que para eso había que subirles el sueldo. Nos metimos hasta la cintura y la parte de arriba con traje

 

Alfredo: Hay unos cuantos hippies de vida perenne y costó convencerlos para que se fueran.

 

Noni: Se estaba muy a gusto, el agua caliente y cuando salías hacía mucho frío pero el calor de la tierra crea un clima muy agradable.

 

¿Habéis rodado algún videoclip de este trabajo?

Alfredo: Lo rodamos el lunes con Nacho Vigalondo, Ignatius Farray y Bárbara Goenaga en el teatro Goya en Madrid. Es como una entrega de premios donde a la actriz le pasa mil historias. Tenemos un cameo de dos o tres segundos, lo queríamos así.

 

 

Diez años de trayectoria ¿en qué momentos os encontráis?

Noni: Yo estoy hecho pedazos, ja, ja

 

Alejandro: Como grupo hemos tenido la suerte de que el último momento ha sido el mejor, nunca ha habido un bajón incluso hemos notado con este último disco una subida.

 

Noni: Hemos creado un monstruo que maneja tu vida, haces todo por el grupo y con muchas experiencias y anécdotas.

 

Alguna anécdota.

Noni: Que se te acerque una mujer embarazada y te diga:“no paro de ponerle el disco a la barriga” y contestarle: “no crees un montruo”, ja, ja.

 

Alfredo: Padres jóvenes que vienen con sus hijos y nos dicen que les gustamos a los críos, es curioso. Como hacían nuestros padres cuando en casa ponían los Beatles y nosotros sin querer los escuchábamos.

 

Noni: Lo que es curioso es que nuestros amigos están empezando a tener hijos y nosotros seguimos siendo los eternos adolescentes.

 

 

Arte, profesionalidad y un componente suerte ¿dónde estuvo el vuestro?

Noni: En un bar, nosotros tenemos mucho trabajo hecho, mucho esfuerzo, seguimos aprendiendo y mejorando, pero es verdad que hay unos momentos de suerte. Yo estaba trabajando en un bar de Granada y vino alguien de Barcelona que tenía un sello discográfico, escuchó la maqueta por casualidad,  se la llevó y al poco nos llamó. Y eso es suerte, pero nunca diré que Lori Meyers haya salido por suerte.  Lori Meyers lleva mucho, mucho trabajo detrás, toda nuestra vida ha sido esto y eso también se tiene que recompensar y si tienes algo de suerte entonces ¡has triunfao!

 

Alfredo: Al final es como una cadena de eslabones que se tienen que ir enganchando y nosotros tuvimos suerte, también tuvimos mala suerte con alguna discográfica pero afortunadamente dimos con gente que nos apoyó. El libro Cosas que los nietos deberían saber de Mark Everett, cantante de Eels, dice: “la música nunca fue fácil, nunca es fácil y nunca será fácil”. Siempre será una serie de factores que harán que el disco guste, que un grupo salga. Es cierto que la suerte hay que buscarla y trabajarla.

 

Alejandro: Hay que comprar la lotería y si compras la tira entera es más fácil que te toque.

 

¿Algún acto de fe, también?

Alfredo: Desde que teníamos 15 años teníamos la esperanza y los sueños del que tiene fe, del que espera algo, en nuestro caso en la música. Cuándo éramos pequeños y veíamos el festival de Benicassim, con grupos que nos encantaban, y no teníamos ni un duro bromeábamos: “nosotros iremos al festival cuando toquemos”. Y la primera vez que fuimos fue tocando.

 

Noni: Yo tengo fe de que algún día tocaré medianamente bien la guitarra, ja, ja .

 

 

Un sueño.

Noni: Que el sueño no se convierta en pesadilla.

 

Alfredo: Tocar en Latinoamérica. Es difícil triunfar en Inglaterra con nuestra música por el idioma pero de México para abajo hay un mundo por descubrir.

 

 

 

http://www.lorimeyers.net/     Facebook: Lori Meyers

 

 

 

 

 Texto ;Noelia Baldrich ; Fotos : Noelia Baldrich

 

BARCELONAMUSIC  |  barcelonamusic@hotmail.es