LA REVISTA MUSICAL DE BARCELONA

NUEVO CLICLO DE CHAMBAO EN EL PALAU  

 En su último disco, ‘Nuevo ciclo’, el flamenquito se cruza con reflejos de rock andaluz clásico, pero su esencia es esa retórica poética con vistas a la libertad, la luz y la pureza de espíritu. Tras celebrar la primera década de Chambao con '10 años Around The World', María del Mar Rodriguez Carnero, Lamari, está inmersa en un tour que tiene como destinos Madrid, Barcelona, Pamplona, Vitoria, Zaragoza, Santander y Burgos. 

Con su actual banda, de carácter menos 'chill' y más flamenco-jazz, Lamari construye 'grooves' efectivos y un ambiente distendido y propicio para el baile y el disfrute ,Así, entre la metáfora pretenciosa y el libro de autoayuda, el grupo malagueño desarrolló este viernes en el Palau (Festival del Mil·lenni) un discurso de raíz mestiza y extrema levedad, más allá de su elaborada manufactura, alrededor de ideas de renovación, depuración y diálogo abierto con el destino. Canciones nuevas como ‘Dentro de mi pecho’, ‘En la raíz’ y ‘Desde el origen’ apelaron a “la autenticidad del ser humano” y nos advirtieron de que “en la semilla comienza la vida”. Pensamientos, sin duda, de altos vuelos que el grupo arropó con tejidos de canción aflamencada, rumba-fusión con destellos progresivos y tenues acercamientos a Jamaica. 

Chambao ha ido ampliando sus contornos desde los días del autodenominado flamenco-chill, integrando ahora dos músicos de viento (flauta travesera con reflejos de fusión setentera) y jugando con las influencias transatlánticas: la más notoria, y refrescante, vino con el rescate de ‘Roé por la escalera’, iluminada por el tres cubano de Oliver Sierra. Lamari transmitió su imagen de mujer fuerte, pero su registro vocal es lineal, sin fondo ni relieves, lo cual quedó en evidencia cuando en ‘Pokito a poko’ entró en escena Maribel Martín, La Canija, cantante de D’Callaos, que la eclipsó por completo. 

 Hubo otros invitados: el cantautor argentino Agustín Balda en ‘Mandolín’ (pieza que ha grabado con Chambao en su disco ‘Tigres’) y el venerable Carles Benavent, que aportó su bajo eléctrico a ‘Los sueños’. Y cerrando el cuerpo central del concierto, dos clásicos del club mestizo, Amparo Sánchez (exAmparanoia) y Dani Macaco, sumando sus voces y su natural ímpetu escénico en ‘Papeles mojados’, una canción sobre los refugiados escrita hace una década.

 El bis trajo a un Chambao semiacústico, con cajón y los músicos sentados formando una media luna. Al grupo le van grandes sus aspiraciones flamencas, y su sosa versión de ‘Volando voy’, de Kiko Veneno, no fue a ninguna parte. Dilatando la sesión hasta las dos horas y media, soltaron su éxito ‘Ahí estás tú’ sin la electrónica de la grabación original y sacando partido de su luminosidad ‘funky’. Ahí, en su versión más ligera y aromática, es donde Chambao puede dar su perfil más ajustado.

 

BARCELONAMUSIC  |  barcelonamusic@hotmail.es