LA REVISTA MUSICAL DE BARCELONA

 

 

  

Nuria Fergó: bendito ‘Castigo divino’

 

 

 

Escuché por ahí que la Fergó no es ni la sombra de lo que fue. No es que vaya desaliñada, al revés. Ahora que la tengo ‘Cara a cara’ es una mujer de armas tomar a la que parece salirle todo del derecho porque por la música es capaz de casi todo. No le fue fácil llegar por eso no tiene nada de estrella fugaz. Hace tres años ya lo advirtió su arte no es ‘Tierra de nadie’ y su corazón siempre ha sido y será ‘Paraketenteres’ ‘Brisa de esperanza’. Y aunque a veces dice el amor ‘Me hiere’ ha dejado de ser alguien con quien se juega, no es el antojo de nadie, ni se deja atrapar con cuentos chinos porque sabe bien que ‘Las palabritas’ se las lleva el viento. Ahora es ella quien doma el silencio con sus palabras, y pone algo de ‘Locura’ bailando sus ‘Añoranzas’. Atrás ha quedado la intérprete flamenquita con alma de bolero que la coronaba como la reina de la canción romántica. Las cosas han cambiado, vive feliz, más que ayer y si le preguntan: “¿Y ahora qué de aquél retorcido corazón?” Responde: “Pues ‘Sigo estando ahí ‘derrochando fuerzas y con la misma fe porque ‘No hay noches’ si no hay amor”. Pero ha llegado a la conclusión que en estos tiempos revueltos mejor tener más coloraito el corazón de pop, de dance, con un ritmo más latino. Así que sin más vuelta atrás ‘Baila’ para vernos bailar. Ya ves, Nuria, las vueltas que da la vida, mil vueltas y a ti mil salidas. La malagueña está divina con esos ojos de aceituna, con un cuerpo para guardarlo en la memoria y ya no calza zapatitos nuevos de tacón sino extremadas botas de cuero. Su bonita voz sigue brotando como agua del arroyo, clara, y sus seguidores la siguen queriendo como si fuera la primera vez que la oyeron en OT. Su operación musical siempre sonó a triunfo y aunque haya tenido que sortear alguna piedra en el camino, bendito el ‘Castigo divino’.

 

 

Que bien que suena el single, bendito este Castigo divino que te ha caído del cielo. 
Llevaba tres años sin sacar disco y como artista necesitaba tener una nueva ilusión, un nuevo proyecto. Tenía ganas de hacer algo para que la gente hablara de Nuria. Si hubiera hecho flamenquito, más de lo mismo. Necesitaba hacer algo diferente. Y buscando autores latinoamericanos, porque mi sueño por cumplir es ir a Latinoamérica, salió esta canción y muchas más que tengo todavía ahí y que estoy grabando. El single me encantó porque cualquier persona se puede sentir identificada sea hombre o mujer. El ritmo dance que es lo que más llama la atención es porque estaba previsto que saliera en verano y me apetecía transmitir lo que a la gente le gusta hacer durante esos meses, bailar y pasarlo bien. Me dije ¿porqué no? Si tengo voz para ese y otros muchos registros. Y el resultado me ha encantado.

Los nuevos temas provienen de tierras lejanas y tu anterior disco se titulaba ‘Tierra de nadie’¿ tal vez fue una premonición?
Sí, si todos los temas son de tierras lejanas.

Tengo la impresión que aún siendo la dueña de los ojos de muchos españoles a ti quién te ha robado el corazón es Puerto Rico.
¡Uy! Puerto Rico lo llevo en mi alma porque después de OT fue el primer país latinoamericano que visité, hice muchísimas cosas, tengo muchas amistades y le tengo muchísimo cariño.

¿Ha sido este el motivo que te ha llevado a escoger compositores de allí?
Mi nuevo manager ve allí muchas posibilidades y quiere apostar conmigo. Hemos escogido autores latinoamericanos para que guste en esas tierras lejanas.

¿Hay “Brisas de Esperanzas” américanas? 

Sí, son once años que llevo aquí, contentísima, trabajando y haciendo muchas cosas pero me gusta avanzar, llegar a otras metas. Quiero que mi música llegue a mis seguidores latinoamericanos.

 

¿El single ya está sonando en Latinoamérica?
Pues sí, en Venezuela y el tema lo pide mucha gente. Estoy muy contenta.

El single ‘Castigo divino’, pero pakenosenteremos como se llamará el disco?
No sé aún cual será el título, igual lo llamo como el single ‘Castigo divino’ porque me encanta pero aún no está decidido.

¿Y esta Nuria renovada es fruto de una ‘Locura’ o estaba establecido en el guión?
No, es como te sientes. Son etapas de la vida. En años anteriores no estaba preparada o no me apetecía. Ahora soy una Nuria con ganas de empezar cosas nuevas, por lo que me espera, porque tengo que empezar de cero en muchos aspectos de mi vida y ha surgido todo: he tenido a mi niña, me encuentro muy bien físicamente, me encuentro con mucha fuerza, me veo divina y quería transmitirles a mis seguidores que Nuria Fergó ya no es la chica mona recatada de los vestiditos.

Tengo 33 años soy joven y sexy, como cualquier persona porque la sensualidad va por dentro, y, siendo la misma, quiero que se me vea con otros ojos. Puedo hacer un sinfín de cosas.

Que has aprendido grabando en un registro nuevo como el dance, el pop-latino?
Sobre todo la grabación. Estoy acostumbrada ha interpretar las canciones de amor y desamor. ¿Qué pasa con este ‘Castigo divino? Hay mucho que interpretar, que lo hago cuando subo al escenario, pero grabando no podía interpretar gestualmente o matizar la voz porque en el dance los tempos están muy marcados y no puedes retrasarlos. En el resto de cortes no me ocurre porque son baladas, medios tiempos.


 

¿Y en cuanto al ritmo tenías claro como querías que sonará?

La producción se hizo en los Ángeles incorporando ritmos y arreglos sonoros muy actuales.

Acabas de grabar el videoclip en Barcelona, ¿muy rítmico? ¿Has podido interpretar?
Sí, interpreto pero no me muevo mucho, no soy de coreografía, no lo he sido nunca. Eso sí, muevo mis caderas un poquito.

¿Y aparece el merecedor de ese ‘Castigo divino’?

Pues… creo que no porque es lo que espera todo el mundo. Ya lo veréis.

Lo que sí sabemos es que incluyes un tema anterior ‘No hay noches’ pero transformado, ¿cómo va sonar?
Quería hacerlo como ‘Castigo divino’. Tiene la base bailable, está compuesto por mí, no ha sonado como single en el disco anterior y considero que es un tema bueno, muy pegadizo y he querido rescatarlo con un nueva mezcla más dance, más bailable.

Un disco para bailar y divertirnos ¿nos vamos a divertir con tus conciertos este verano?

Por supuesto. Dios quiera que salgan muchos.

Mujer polifacética actriz, presentadora, imagen de campañas publicitarias, comprometida con muchas causas solidarias y acabas de protagonizar el calendario de la Fundación SOS. ¿Te ha tocado el mes“primavera clara”?

 

Me ha tocado el mes de octubre, ja, ja. Ha sido una experiencia buenísima, el equipo excepcional, con grandes artistas y bellezones, con los vestidos de Javier Simorra, muy elegantes. Ha quedado muy bonito y por una buena causa e invito a la gente que lo compre por internet, estara ayudando a niños necesitados.

¿Continuarás alternando la música con otros papeles profesionales?
Sí, me encanta mi profesión y todo lo que pueda abarcar lo haré. No me gusta encasillarme. Soy una mujer muy divertida.

Y tu niña Martina ¿tiene vena artística? 

Vena, vena tiene. Escucha la música y se pone a bailar sola, pero aún es muy pequeña.

Y hablando de infancia, ¿una imagen de tu infancia?
Los domingos con toda la familia en la playa, no se me olvida. Siempre que puedo vamos. Montamos las sombrillas y nos pasamos el día en la playa de Nerja.

Y para acabar vamos a preguntarle a tus sentidos ¿quién ilumina, quién inspira ahora sus canciones, quién alimenta tu historia?

¡Uf! mi Martina, es la alegría de la huerta.

Pero ¿el corazón busca un nuevo amor desde su balcón?
No busco, eso tiene que llegar. Es mejor estar en tu trabajo, en tus cosas y si llega bienvenido sea. Siempre estoy abierta al amor. Estar enamorado es muy bonito pero no solo de tu pareja, también de la gente que te rodea y te quiere, que te hace sentir especial. Y esto en este momento lo tengo.

 

Texto Noelia Baldrich. Fotos - Redacción

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BARCELONAMUSIC  |  barcelonamusic@hotmail.es