LA REVISTA MUSICAL DE BARCELONA

ROZALÉN 

"NOCHE DE HADAS EN

LA DAURADA BEACH "

  La cantante, albaceteña orgullosa, se crió en Letur, un pequeño pueblo encallado en las faldas de la Sierra del Segura. Su infancia se forjó a través de la música y el baile. Sus influencias musicales nacieron en una rondalla, un grupo de música de cuerda, donde estuvo durante nueve años. Allí construyó los cimientos que años más tarde han dado forma a la artista de hoy  

 Licenciada en Psicología, se mantuvo firme en sus propósitos musicales y supo aunar ambas disciplinas al cursar un máster en Musicoterapia. La manchega siempre se ha movido por una fuerte crítica social y ha participado en numerosos conciertos ligados a causas benéficas. No extraña que su debut como cantante lo hiciera con 16 años en el Festival Operación Bocata de Manos Unidas. 

 El pasado Sabado 7 de Abril se presento la cantautora Rozalén en La Daurada Beach Club de Vilanova i la Geltru dentro de su gira "Cuando el rio suena " con todas las localidades agotadas no defraudo al millar de personas que se dieron cita ,jalenado a la manchega durante toda la noche 

 Su repertorio transmite luminosidad a través de moldes de composición muy variados, con la herencia de géneros populares y vistas a Latinoamérica, y todo ello lo envuelve con justicia poética y defensa de causas elevadas (memoria histórica, lucha contra el cáncer, feminismo) y lo sirve con una sonrisa así de grande. Y se siente tan bien en el escenario que, entre sus parlamentos sobre los desaparecidos en la Guerra Civil, las anécdotas con Kevin Johansen y los diálogos con los 10 niños que hizo subir a escena, sus recitales pueden estirarse hasta superar las dos horas y media. Y con solo tres discos. 

 Su largo repertorio resultó, eso sí, algo irregular, salpicado por estribillos simpáticos de calado incierto, aunque hubo sustancia en la abolerada ‘Berlín’ o en el halo mágico de la circense ‘Las hadas existen’ donde los niños que voluntariamente del público aconpañaron a la cantante .

 La velada destacó por la conexión que Rozalén estableció con su público, que le dedicó largas ovaciones a lo largo del concierto. “La puerta violeta”, “Justo”, “Comiéndote a besos”, “Girasoles” o “Antes de verte” 

  Rozalén ofreció un canto natural, sin impostaciones, bonito y liviano, que se creció en la intimidad de ‘La belleza’ (Aute) ‘Volver a los diecisiete’ (Violeta Parra). Y moviéndose de la rumba a la ranchera, y de ahí al pop de ‘Comiéndote a besos’, luciendo hasta el final una espontaneidad que forma parte del mensaje.

Fotos :Jan ferriz , Texto Rosa fernandez

 

BARCELONAMUSIC  |  barcelonamusic@hotmail.es