LA REVISTA MUSICAL DE BARCELONA

THE HEAD AND THE HEART EN BARCELONA 

   The Head And The Heart en nuestros país, la nueva banda revelación del flok nos da dejado disfrutar de su luminosa música. El grupo presentará los temas de su último disco, Signs of Light en dos conciertos en nuestro país: el sábado 4 de febrero en Barcelona (Razzmatazz) 

 La banda goza de una exquisita reputación entre la crítica gracias a sus dos anteriores trabajos. Su originalidad reside principalmente en la fusión de armonías vocales con sublimes melodías de piano, violín, banjo, que acompañan con instrumentos más tradicionales y una eminente percusión. En esta ocasión, y como aperitivo a lo que nos espera en sus conciertos en Madrid y Barcelona, nos deleitan con Library Magic, y All We Ever Knew, incluidos en su último álbum de estudio Signs of Light. 

 El sábado, el grupo de Seattle estuvo en Razzmatazz 2 para exhibir su nueva actitud. No estaba el antiguo colíder Josiah Johnson, exiliado de la banda por culpa de las adicciones desde el año pasado; en su lugar encontramos a Matt Gervais, marido de la violinista y vocalista del grupo, Charity Rose Thielen. 

 'Signs of light' parece marcado a nivel temático por esa ausencia, pero The Head And The Heart prefieren buscar los resquicios de esperanza (o las 'señales de luz') a bañarse en la tristeza. Se nota especialmente en un tema como 'City of Angels', el tributo a Los Angeles, ciudad de las posibilidades por excelencia, con que abrieron la actuación del sábado: nuevo dinamismo, bonitas armonías a tres voces, ganas de gustar. 

 Las licencias de canciones para teleseries es una buena fuente de ingresos para los músicos en EEUU, y The Head And The Heart parecen decididos a poner banda sonora a todos los clímax emocionales del mundo, aunque tampoco les había ido mal hasta ahora en este sentido. Las canciones antiguas han sido ajustadas en vivo al nuevo ímpetu expresivo: 'Let’s be still' empezó tan sencilla y gozosa como era, pero acabó en un final más dramático que el escuchado en el disco de igual nombre del 2013. 

 Por momentos, su búsqueda de la energía se puede traducir en sorpresas bailables ('I don’t mind', con un groove bastante Fleetwood Mac), pero en otros, el cliché neo-folk hace su aparición: las partes para corear en grupo de 'Sounds like hallelujah' y 'All we ever knew' suenan demasiado trilladas, trucos algo manoseados. El grupo resulta más creíble emocionalmente cuando cierra las ventanas, como en la íntima 'Rivers and roads', con un verso que en la ausencia de su antiguo compañero de grupo Josiah resulta realmente demoledor: "Echo de menos tu cara como un loco".

 

 

 

BARCELONAMUSIC  |  barcelonamusic@hotmail.es